domingo, 23 de noviembre de 2014

Presentación de 'Las transmisiones. Veinticuatro lugares y una carta', de Rafael-José Díaz

José Ángel Cilleruelo, Juan José Martín Ramos, Rafael-José Díaz y yo.
Foto: Jorge Malfeito


Este pasado viernes me tocó presentar en el Ateneo de Madrid el último libro de Rafael-José DíazLas transmisiones. Veinticuatro lugares y una carta, editado por Polibea con prólogo de Alberto Ruiz de Samaniego. Lo que sigue es parte del texto que leí, mal que bien, esa noche en Los viernes de la Cacharrería, espacio literario coordinado desde hace 20 años por Miguel Losada:


El libro de Rafael consta, como bien dice en el título, de 24 pequeñas postales, la mayoría de ellas ubicadas en las islas Canarias. Unas cuantas las conozco, por lo que su lectura ha supuesto un agradable regreso a paisajes de mi infancia y juventud. Parece como si Rafael se acercara a cada uno de estos lugares -además de para huir, para olvidar, para liberarse de tensiones y fantasmas- para que le revelasen alguna verdad profunda. A veces lo hace de manera casi clandestina, a escondidas, guiado por una curiosidad por encontrar una pista o clave (caso de Geesch en Suiza o Boca Cangrejo en Tenerife; por cierto, él mismo, ¡sorpresa!, se retrata como lector de la Cábala).

La insatisfacción le aguijonea cuando no ha encontrado esa clave, esa pista en su incesante búsqueda que le permita luego volcarla en la escritura y "desembocar en la muda raíz de lo decible" (para él, la escritura no tiene otro sentido: no puedo estar más de acuerdo). El problema es la incapacidad del lenguaje no solo para crear algo sino incluso para aprehenderlo: hay algo que siempre se escapa, que no consigue transmitir la palabra. ¿Acaso baste con la insinuación, con el acercamiento?... Esta es otra fuente de frustración: qué mejor expresado que en estas palabras correspondientes a la postal de la tinerfeña Playa de las Américas: "No había ninguna palabra para vastedad como aquella". Y en todo momento está presente la perplejidad, la del alma errabunda "siempre en camino hacia ningún lugar". "No saber si estuviste alguna vez aquí, si sigues recorriendo cada noche el paseo o si es tan solo la huella de un recuerdo del viento" (dice de la localidad grancanaria de Arinaga).

A veces el lugar es testigo de un instante imborrable de dicha, un escenario de felicidad como la playa grancanaria de Guayedra: "Aquella playa era todas las playas, cada una de las playas en las que habíamos retozado". Rafael subraya las extrañas conexiones entre lugares a través del tiempo, desde un pasado idealizado como pleno a un presente que él percibe ya como vacío. Hay una obsesión suya por no violar los paisajes, por convertirlos en santuarios. "Si pudiera aprender a atravesarte en silencio, sin llevarme conmigo nada de lo que guardas" (Palm-Mar, Tenerife). "Para defenderlo de mis ansias posesivas tuve que abandonarlo rápido" (Arguamul, La Gomera). "Tuve que renunciar a él para volver siempre a él".

El libro concluye con una emotiva "carta a un joven amigo", en la que le dice que la edad es lo único que permite comprender ciertas cosas y concluye con una reivindicación del recuerdo. Literatura con oficio, con poso, que como todo intento literario serio desemboca, parafraseando al propio Rafa, "en la muda raíz de lo decible".

sábado, 15 de noviembre de 2014

Desarticulado un falso concurso-oposición a infanta de España

Un individuo de Suances ha sido detenido esta mañana en una sala recreativa de esa localidad cántabra por haber organizado un falso concurso-oposición a infanta de España, por el que llegó a cobrar tasas de inscripción a un pensionista de Huércal-Overa (Almería) y a un inmigrante ilegal nigeriano.

El detenido, un joven de 41 años aficionado al pinball y a la Play Station, colgó hace una semana en Internet la falsa convocatoria pública, en la que se requería solamente ser "mayor de edad, proactivo y de sexo preferentemente femenino" para optar a la condición de infanta de España, además de abonar en su cuenta corriente privada de Liberbank una suma de 150 euros por la inscripción. Para la valoración de méritos de la fase de concurso se establecía la experiencia en decoración de interiores y en Whatsapp, así como el par de golf. La fase de oposición constaba de una parte teórica (test psicotécnico con dos preguntas) y otra práctica, que supuestamente tendría lugar en las pistas de hielo de Xanadú (en el municipio madrileño de Arroyomolinos) el próximo mes de enero.

El pensionista almeriense, decorador de interiores jubilado y tricampeón del Torneo Nacional de Minigolf del IMSERSO, dio ayer la voz de alarma a la Policía al acercarse al Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo nº 1 en Madrid para impugnar el procedimiento selectivo arguyendo la supuesta arbitrariedad del mérito de experiencia en Whatsapp. 24 horas más tarde, fruto de una operación relámpago con la participación de Policía, Guardia Civil y Guardia Real, se consumaba la detención en Suances del sospechoso.

En el piso del presunto estafador se encontraron minutos después numerosas fotocopias con las preguntas del test psicotécnico (véase al final). Los 150 euros abonados por el pensionista ya han sido devueltos a su cuenta corriente. Por su parte, los del inmigrante ilegal nigeriano -que ha sido detenido hoy mismo en Conil de la Frontera (Cádiz) e ingresado en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) a la espera de su expulsión- han sido traspasados al fondo de pensiones de Miguel Blesa. El Fiscal General del Estado ha señalado este mediodía en un comunicado que será "implacable con cualquier intento de socavar los principios del Estado democrático de derecho".

TEST PSICOTÉCNICO:
Pregunta 1:
¿Qué número sigue a esta serie: 1-2-3..?
a) 14.568,6
b) 4
c) Me llamo Coco

Pregunta 2: 
Si yo soy Epi, tú eres...
a) Romualdo Benítez Bengoechea
b) 3,14
c) Blas

lunes, 10 de noviembre de 2014

La mala educación


Me temo que las cosas no han cambiado mucho en nuestro sistema educativo en los últimos 35 años, pese a la sucesión de leyes orgánicas (desde la LODE hasta la LOMCE pasando por la LOGSE, la LOCE y la LOE). Por eso no me extraña que sigamos a la cola de Europa en este ámbito, que no es precisamente cosa menor: se trata nada menos que del fundamento del desarrollo económico y social, e incluso de la democracia, de un país.

Lamento constatar en mi hijo que la enseñanza sigue siendo esencialmente un tedioso ejercicio memorístico en el que lo que importa es, sobre todo, qué saber decir o responder en un examen (aunque no se entienda lo que se dice o responde). No se enseña a pensar, no se fomenta la creatividad, el aprendizaje ni la forja de un espíritu crítico. La diferencia con 1979 es que ahora también se memoriza en inglés, que las collejas y capones a manos de los profesores han desaparecido de las aulas y que éstas se han poblado de gadgets tecnológicos como pizarras electrónicas y tabletas. También han desaparecido prácticamente los trabajos en cartulinas, barridos por presentaciones en PowerPoint alimentadas con copipegas de Wikipedia (cuya calidad en español, por cierto, deja bastante que desear). 

El problema son los planes de estudio (emponzoñados además con la vacía e insoportable jerga de la nueva pedagogía), los profesores (mal preparados, escasamente motivados y menos reconocidos socialmente que los concursantes de Mujeres y Hombres y Viceversa) y la no implicación de los padres (a su vez relacionada con el desprecio general hacia el conocimiento y la cultura en esto que llamamos España). Todo eso marca la diferencia con Finlandia, que puede presumir de estar a la cabeza mundial en este campo (no es casual que sea al mismo tiempo uno de los países más competitivos del mundo). Encima, se han multiplicado los deberes en casa, agotando con ello a los niños y ensanchando la brecha entre quienes tienen padres que los apoyan y quienes no. En el magnífico blog de mi paisana Cristina, que es física y profesora de Primaria, se exponen muchos ejemplos de cómo siguen funcionando, por desgracia, nuestras escuelas.

Una mala programación de una asignatura o un mal profesor pueden hacer estragos al segar potenciales vocaciones de los más jóvenes. Mi profesora de Física en 3º de BUP era pésima. Y el recuerdo que tengo del libro de texto no es mejor (por cierto, ya sabemos que la calidad de un libro no es siquiera un criterio importante para ser seleccionado en España por un centro docente). La clase quedaba reducida a la simple resolución de ejercicios numéricos, no se nos enseñaba de manera inteligible y amena los principios de la Física: la asignatura podría haberse llamado perfectamente "Ejercicios matemáticos". De aquel curso salí con un embrollo de culombios y exponenciales, pero sin saber qué es la radiación electromagnética y cuál es la diferencia entre un rayo infrarrojo y uno ultravioleta.

Por supuesto, claro que ha habido y seguirá habiendo siempre excelentes profesores capaces de entusiasmar a sus alumnos pese al corsé de las programaciones y los planes de estudio. De la E.G.B. en el Colegio Claret de Tamaraceite (Gran Canaria) recuerdo muy gratamente las clases de Lengua del padre Hipólito (nos hacía redactar textos libres en los que aparecieran la docena de palabras del vocabulario del día del libro) y las de Pretecnología del padre Gilberto (con sus prácticas de electricidad, marquetería, soldadura, etc.). Y también el curso de Dibujo Técnico con don José Méndez: teníamos que hacer los planos de una casa y luego construir con ellos una maqueta (todavía conservo en la casa de mis padres en Canarias mi casita de cartón con jardín de 1982). También guardo un excelente recuerdo de las clases de Literatura de don Manuel Martín, convertido en redactor jefe del periódico escolar Tamogante (casa en lengua guanche).

Pero lo cierto es que a mí en el colegio nunca me enseñaron, por ejemplo, por qué el cielo es azul, qué es un huevo y en qué se diferencian los huevos que comemos de aquellos de los que sale un pollito. Era más importante -y parece que sigue siéndolo- saberse de memoria la definición de código, canal y acto comunicativo. Apruebas el examen y al cabo de un mes ya se te ha olvidado, seguramente porque nunca llegaste a entenderlo. ¿Qué sentido tiene esto? (que la memorización del contenido no entendido sea en inglés, como ahora, ya es el colmo del despropósito).

viernes, 31 de octubre de 2014

Alerta de seguridad nacional en torno al "Hawai Bombay" de Mecano

Gengis Borjigin, catedrático de Estética de la Universidad Estatal de Mongolia, abandonó el pasado 14 de septiembre Ulan Bator (capital de ese país asiático) con el declarado propósito -conforme a lo publicado en lengua mongola en su cuenta de Twitter- de "buscar y ajustar cuentas con el letrista de la canción "Hawai Bombay"". Así consta en un informe confidencial del CNI hallado encima de un contenedor de papel de Torrelodones por un agente de limpieza de ese ayuntamiento madrileño, filtrado esta mañana a los medios de comunicación.

Al parecer, Borjigin estaba tomando una copa con unos amigos en un pub de moda de Ulan Bator tras haberse examinado por la mañana de lengua española en el Nuevo Instituto Gobi. Fue en aquel local nocturno donde escuchó la famosa canción de Mecano, cuya autoría no supo atribuir en ese momento. El catedrático mongol abandonó el local intempestivamente, con signos de gran agitación según consta en el informe del CNI, y no tardó en publicar el tuit que sería inmediatamente interceptado por agentes de guardia de nuestros servicios secretos.

Una vez activada una alerta de seguridad nacional Alfa, comenzó el seguimiento al ciudadano mongol. Mediante imágenes obtenidas a través de un satélite secreto, funcionarios del CNI pudieron observar la mañana siguiente al catedrático abandonar su casa a lomos de un corcel negro y provisto de un sable, en dirección oeste. Borjigin ya conocía su objetivo por haberse conectado esa misma madrugada a Internet y hecho la búsqueda en Google "Hawai Bombay kien lo ase". Los servicios de inteligencia optaron por no comunicar el asunto a José María Cano, compositor de la canción, para no generar una preocupación y angustia innecesarias. Tampoco se notificó a su hermano Nacho ni a la cantante Ana Torroja. El seguimiento vía satélite del ciudadano mongol fue permanente desde entonces.

Hace una semana, Borjigin cruzó a lomos de su caballo la frontera franco-española por el túnel oscense de Somport. Permaneció retenido tres días en la ciudad de Huesca, al implicarse a fondo en una intensa y polémica asamblea de Podemos acerca de "si son galgos o podencos" (a su juicio eran galgos, razón por la que terminó sableando mortalmente a dos podenquistas antes de proseguir su camino). Ya en Molina de Aragón (Guadalajara), aconsejado por un gastrónomo burgalés, asesinó con su sable a un comercial lucense para comprobar si era cierto, tal como señalaba aquél, que su carne debía de maridar a la perfección con un tinto Reserva Pata Negra de Valdepeñas (era cierto, tal como comentó en Twitter con su móvil). Controlado en todo momento por el CNI y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Borjigin y su caballo entraron en Madrid por la autopista A-2 el pasado viernes 24 de octubre, siempre según el informe confidencial. El documento hallado en el contenedor de Torrelodones está fechado justo al día siguiente.

Precisamente el pasado sábado, el canódromo de la capital de España fue escenario de un insólito incidente, al irrumpir en medio de una de las carreras de galgos un hombre a caballo, con un sable en una mano y un altavoz en la otra, al grito de "¿Donde ase Cano, coño?". Tras dar dos vueltas a la pista, salió del recinto antes de la llegada de efectivos de la Policía. Todos los indicios apuntan ahora a que se trataba del catedrático mongol. Por otra parte, en un extraño movimiento que ha generado muchas suspicacias, José María Cano hacía este martes una declaración jurada ante notario en español, inglés, mongol y ruso que atribuía la composición de "Hawai Bombay" al músico vasco Fermin Muguruza. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, calificaba esta misma tarde de falsificación el supuesto informe del CNI, al tiempo de asegurar que el seguimiento al ciudadano mongol Borjigin ha sido "impecable", que ya ha sido devuelto a su país, que la seguridad de los españoles "siempre ha estado garantizada" y que, "de hecho, mire usted, esa persona no existe y todo es falso".

martes, 21 de octubre de 2014

Una operación a varias bandas permitirá a Miguel Blesa abonar su fianza

Miguel Blesa, expresidente de Cajamadrid, ha encontrado una vía para abonar la multimillonaria fianza judicial que le ha sido impuesta por el escándalo de las tarjetas opacas en esa entidad. Se trata de una compleja operación a varias bandas que contará con la participación en primera instancia de una decena de conductores de furgonetas blindadas de la empresa Securitatis. De las cajas de seguridad custodiadas en diez de sus furgonetas saldrán los 16 millones de euros exigidos para evitar el embargo de los bienes del exdirectivo. Esa suma tendrá la consideración de "préstamo inverso" a Securitatis (o sea, no se desembolsaría a fondo perdido, tal como pretendían inicialmente los abogados de Blesa) a un tipo de interés cero. No sería la primera vez, tras el crédito concedido hace años al consejero Arturo Fernández, que se aplicase un interés nulo a una operación crediticia del grupo madrileño.

Lo que sí será novedoso, amén del carácter inverso del producto, es la mora de 80 años para comenzar a devolverlo. Y otra novedad de calado aún más importante es que el pagador no será directamente Bankia sino los descendientes (probablemente los tataranietos) de los actuales bedeles y becarios de la entidad financiera (a partes iguales entre ambos colectivos). Por otro lado, inmediatamente después del pago de la fianza, los diez conductores serán detenidos e ingresarán en prisión acusados de un delito de apropiación indebida. No obstante, solo tendrán que pasar entre rejas tres años, al cabo de los cuales serían indultados por el Gobierno (el presidente Rajoy se ha comprometido a ello en el borrador del acuerdo). En cuanto a Securitatis, recibiría en régimen de exclusividad todos los contratos de seguridad de los próximos 80 años de las administraciones públicas españolas gobernadas por "gente normal y decente" (según figura literalmente en el borrador).

La operación cuenta con el visto bueno tanto del Ejecutivo central (que, no obstante, ha condicionado el indulto en 2018 a seguir en el Gobierno y al buen comportamiento de los conductores en prisión) como del Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI). En un principio se barajó la participación del conocido emprendedor ruso Vasili Jetagúrov mediante una operación con el sello del selling on detracted, pero no se llegó a un acuerdo por las exigencias de Jetagúrov (al parecer, pretendía llevarse la colección de trofeos de caza de Blesa para un proyecto museístico suyo en Osetia del norte). La solución finalmente alcanzada es del todo satisfactoria tanto para Blesa como para Bankia, Securitatis y, presumiblemente, los dueños o accionistas de Securitatis de principios del siglo XXII. Los conductores, bedeles y becarios no se han manifestado, ya que desconocen aún la operación (se espera que los primeros sean informados telefónicamente a primera hora de mañana miércoles, y que bedeles y becarios tengan un conocimiento posterior a través de Wikipedia o medios de comunicación digitales).

sábado, 18 de octubre de 2014

Borja Bartolo (NNGG) afirma que no conoce a Fran Nicolás

Borja Bartolomé Santesmases Huidobro, experto en política internacional de NNGG del PP, ha desmentido en una rueda de prensa celebrada en el colegio privado de su novia Carolina que Francisco Nicolás Gómez Iglesias haya tenido alguna relación con su organización. "Desconozco por completo a esa persona, no sé de quién me habla", respondió rotundo Santesmases a un estudiante del centro de 11 años de edad, antes de matizar que solo charlaron "un par de veces" y de manera "muy informal".

"El tal Fran Nicolás, al que ni siquiera le pongo cara porque nunca le he visto", aseguró el joven político de 38 años, "me dijo en persona hace un tiempo en una capea en Toledo que estaría dispuesto a trabajar en nuestra oficina en Bruselas. Yo le pregunté si sabía hablar belga y me dijo que sí, que había sido becario Ergasmus en la Universidad Libre de Belgado. Así que me limité a darle el teléfono de un eurodiputado del partido y a pedirle una contribución para el Dormund".

Santesmases señaló que el segundo encuentro con Fran Nicolás fue meses después en un palco privado del Estadio Bernabéu, en el marco de un foro no oficial de emprendedores. "Recuerdo que entre un cabezazo de Sergio Ramos y un disparo al palo de Cristiano Rolando, Fran Nicolás (al que, insisto, no conozco) me presentó al reputado empresario ruso creador del selling on detracted".

Borja Bartolo, que saltó a la fama el año pasado por poner en apuros a Angela Merkel en una rueda de prensa en Munich, es uno de los mayores expertos mundiales en el conflicto ucraniano. Asesora a este respecto a la Iglesia Armenia en Myanmar y a la AMPA del colegio de su novia de 15 años.

lunes, 13 de octubre de 2014

El edificante caso del señor Carpanta

Durante unos meses de mediados de los años 80 centró sus actividades en Canarias (que yo sepa, al menos en Gran Canaria) un individuo conocido como Carpanta, ciudadano de exquisitos gustos gastronómicos, excelente apetito y una cara más dura que un botijo. Se trataba de un profesional del comer gratis a todo tren, razón por la que no tardó en ser apodado como el célebre personaje de historieta.

Procedente de la península (que acaso ya hubiese recorrido con su singular proceder), Carpanta sabía bien dónde meterse a comer: eran restaurantes de caché, no garitos de mala muerte. Entraba siempre muy bien vestido y con ademanes de desenvuelto gentleman. Tras dos platos bien regados por el mejor vino (era exigente con la calidad de los caldos y acaso más de una vez instase al camarero, tras su cualificada cata, a venir con otra botella), postre, café, copa y puro, llegaba la hora de la verdad. Él se demoraba en pedir la cuenta, pero al final se la acababan poniendo sobre la mesa. Entonces, sin perder la calma, trasladaba al camarero un mensaje contundente a la par que inequívoco: "No le voy a abonar la cantidad adeudada". Cuando el azorado camarero confirmaba que no se trataba de una jocosa broma, era el turno del encargado, ante quien no dudaba en repetir su frase a modo de mantra. El siguiente paso era la llamada a la policía y la consiguiente detención, que el establecimiento procuraba que fuese lo más discreta posible para no incomodar a la clientela.

Puesto que el impago de la cuenta en un restaurante no estaba tipificado como delito y se había suprimido la reincidencia, todo concluía con una noche en comisaría y la liberación a la mañana siguiente. A Carpanta solo le hacía falta una buena ducha para estar otra vez preparado para un nuevo y opíparo almuerzo. El Gobierno Civil de Las Palmas llegó a distribuir una foto suya en restaurantes de la isla para impedirle consumar su reiterado timo: no había otra manera de frenarlo.

Parece que un día nuestro entrañable personaje cometió el error de meterse en un local no tan glamuroso y con un propietario no especialmente dialogante: al "no le voy a abonar la cantidad adeudada" no sucedió una tranquila espera de los agentes de Policía sino un par de hostias como panes. Al cabo de un tiempo, Carpanta desapareció de las islas en busca de nuevos horizontes.